¿En qué consiste el coronavirus canino?


Todo el mundo está preocupado por el coronavirus que ha provocado la pandemia de COVID-19, pero lo cierto es que el coronavirus no es un virus desconocido, existen muchos tipos que afectan a diferentes especies animales, entre las que se encuentran los perros.

¿Qué es y qué síntomas provoca?


El coronavirus canino también es un virus muy contagioso y que ataca a perros de todas las edades, pero es especialmente grave en cachorros y animales inmunodeprimidos, afectando sobre todo al sistema digestivo del perro.

En muchos casos los síntomas hacen que se confunda con el parvovirus canino e incluso hay casos en los que aparecen juntos, con consecuencias graves para el animal.

Los síntomas más comunes son:


– Fiebre alta (más de 40ºC a veces).
– Vómitos, también con sangre.
– Diarrea, incluso con sangre.
– Dolor abdominal.
– Pérdida de apetito.
– Decaimiento.
– Temblores.

La enfermedad no tiene tratamiento y consisten en ir tratando los diferentes síntomas según vayan apareciendo, usando sueroterapia, antibióticos, alimentación parenteral, etc. No suele ser tan grave como el parvovirus, pero sin tratamiento el animal podría morir.


¿Cómo se previene el coronavirus canino?

El virus se contagia a partir de las heces de un animal enfermo, por eso es necesario aislar a estos animales y evitar el contacto de perros sanos y enfermos, sobre todo si se trata de cachorros.

Es frecuente que aparezca la enfermedad en lugares donde conviven gran número de animales de distintas edad, como residencias y perreras, por eso es importante mantener a los cachorros separados de los adultos.

Los animales más susceptibles son los jóvenes, sobre todo si no están correctamente vacunados, aunque no se suele incluir este virus en el plan vacunal, salvo en zonas de alta incidencia, pero una correcta desparasitación y vacunación del resto de enfermedades infecciosas es de mucha ayuda para evitar otros problemas.

También es importante que los animales toman una alimentación adecuada y de calidad y extremar la higiene, sobre todo en recintos donde haya gran número de animales.

Añadir a la dieta probióticos e inmunomoduladores puede ser útil para que el cachorro tenga un sistema digestivo más resistente y sus defensas estén preparadas para cualquier ataque externo.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *